Si hace unos días veíamos a los príncipes herederos de Noruega posar de una forma muy natural en una playa, hoy lo ha hecho la Familia Real danesa. Mary Donaldson, Federico de Dinamarca y sus tres hijos, Isabella y su mellizo Vincent Frederik y Josephine ha querido posar en una divertida estampa en un parque en Grasten.

Mary Donaldson decidió elegir para el momento un vestido de lo más veraniego, largo, tipo túnica y semitransparente, de tela estampada en tonos azules y un estilo hippy de lo más casual. Lo combinó con unas sandalias de dedo en color cuero y planas, y no se quitó sus enormes gafas de sol durante todo el paseo.

Por su parte, el príncipe Federico también escogió un look de lo más informal y muy apropiado para esta época del año. Lució unas bermudas en tono crema con camisa azul clarita y unos mocasines marrones.

Las hijas de los príncipes herederos al trono danés iban monísimas. Josephine optó por un vestido amarillo limón y sandalias en morado y cuero; y la pequeña Isabella por uno de florecitas y unas manoletinas color nude.

El chico de la casa, Vincent Frederik, llevaba un pantaloncito azulón y camisa de cuadros en los mismos colores que sus hermanas. Los niños protagonizaron varios momentos divertidos al intentar coger a los patos del estanque y les pudimos ver jugando con sus primos, que en un momento del paseo se unieron a ellos.