Pedro Sánchez ha llegado con muchas ganas de cambiar las cosas en el PSOE, pero donde no está dispuesto a innovar es en cuestiones de moda y tiene en el estilo de Rubalcaba su fuente de inspiración.  

El nuevo líder del PSOE, como pudimos comprobar ayer en el Congreso extraordinario del partido el pasado fin de semana, es un hombre elegante que tiene como icono de estilo a quien sucede al frente del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. 

Ambos acudieron al acto con camisa clara, Sánchez con un modelo liso, mientras que Rubalcaba lo hacía con una con unos discretos cuadros en tonos azules, y los dos optaron por pantalones chinos caquis. Una apuesta segura con la que no se arriesga pero sí se acierta. Ante tanta coincidencia, ¿se habrían puesto de acuerdo con el modelito?

El diputado de 42 años, hasta ahora era desconocido para el gran público, pero con su carisma se ha metido ya en el bolsillo a los militantes del partido pero (aún) no a los fashionistas.