Los Reyes Felipe y Letizia ya están en Portugal, en su segundo viaje al extranjero desde que el pasado 19 de junio don Felipe fuera proclamado rey. El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, ha recibido hoy a Don Felipe y a Doña Letizia en el Palacio presidencial de Belem, en la capital del país.

Aunque solo pasarán unas horas en el país, será una visita intensa en la que se reunirán, además de con el Presidente de la República, con el Primer Ministro, Pedro Passos Coelho; con la presidenta de la Asamblea Nacional, Asunción Esteves, y con los portavoces de los grupos parlamentarios de la cámara legislativa.

La Reina, acompañada Maria Cavaco Silva, la esposa del Presidente luso, tiene previsto reunirse con la presidenta de la Federación de Enfermedades Raras de Portugal, Paula Costa.

Para la ocasión, Doña Letizia ha vuelto a ser fiel a su diseñador de cabecera, Felipe Varela y se ha decantado por un outfit de estreno azul, ese color tan característico de las cerámicas que inundan las calles de la capital lusa. Si el viernes pasado sorprendía con una chaqueta de Hugo Boss valorada en 300 euros, esta vez lo ha hecho con un dos piezas azul celeste, compuesto por una falda y una chaqueta de seda brocada con un lazo en la cintura.

La Reina completó en look con una cartera de pitón, de Mad Macarena, y unos salones, en el mismo tono que el dos piezas, de Magrit, su marca fetiche de calzado, que están valorados en 200 euros. Pero no solo el traje de la Reina era nuevo, también lo son los pendientes, de oro blanco que lució.