Cansado de que los objetos que le lanzaban las fans le causaran daños, Niall Horan ha hecho un llamamiento para que dejen de agasajarle con regalos cuando está sobre el escenario.

El cantante ha tomado la decisión después del concierto que ofreció con sus compañeros de One Direction en Ámsterdam. Al pobre Niall Horan le lanzaron un objeto e impactó en su rodilla.

No tendría mucha importancia si no fuera porque el componente de One Direction fue operado hace unos meses de esa rodilla. A pesar de las molestias, como buen profesional que es, continuó con la actuación, pero a los directioners les cayó una advertencia a través de Twitter.

“Podéis limitar lo que lanzáis al escenario, ¡por favor! ¡Me han lanzado algo esta noche! ¡Golpeó mi rodilla! Me dolió muchísimo” escribió. Después,  apostilló:”¡No quiero parecer que me estoy quejando! Pero justo me operaron hace 5 meses, sigo teniendo dolores y estoy muy preocupado por ello”.

Ay, lo que tienen que sufrir estos artistas. Desde la redacción de mujer.es le mandamos todo el apoyo del mundo.