Fotos proyectadas en el techo, paredes que se mueven, formas onduladas, blanco y negro y luego explosión de color. La creatividad no tiene límites en el Hotel Silken Puerta de América de la madrileña avenida de la que toma su nombre. Diecinueve estudios de arquitectura y diseñadores del mundo, de trece nacionalidades diferentes, trabajaron el proyecto de este hotel en el que su fachada colorista solo es un pequeño aperitivo de lo que esconde en su interior. 

Aunque dispone de más de cinco tipos de suites diferentes, la más llamativa de todas ellas es la suite ejecutiva blanca de la décimo segunda planta, desde la que se puede contemplar el ‘skyline’ madrileño. Pero lo que hace especial a esta habitación, diseñada por el prestigioso arquitecto francés Jean Nouvel, no son sus vistas, sino que que el huésped se puede convertir en arquitecto porque las paredes, que en realidad son paneles móviles serigrafiados, se mueven a su antojo. 

Los clientes alojados en esta suite, que también está disponible en color negro, tienen tratamiento VIP por parte del hotel con check in privado, atenciones especiales VIP y flores en la habitación a la llegada y productos de aseo Loewe en el baño. 

Pero existen otro tipo de ventajas adicionales por ser huéspedes de suite, como la posiblidad de consumir productos del minibar gratuito, late check-out hasta las 14H garantizado, servicio gratuito de planchado de trajes, prensa gratuita y acceso gratuito a nuestro gimnasio, baño turco y piscina de por 516 euros la noche