Ya conocíamos la faceta solidaria de Brad Pitt, pero hasta ahora no sabíamos que era un excelente amigo, de esos que están a tu lado cuando más lo necesitas.

El actor se gastó 37.000 dólares en un regalo para uno de sus mejores amigos. ¿En qué podría invertir esa cifra el actor de ’12 años de esclavitud’? En una moto, concretamente en una Harley Davidson del 36.

Pero el presente va más allá porque tiene una historia detrás. El amigo de Brad Pitt, un especialista de cine, tenía el mismo modelo pero la perdió en un incendio cuando el fuego calcinó el garaje donde estaba guardada la Harley.

El actor no escatimó en gastos ni en molestias para conseguir la moto que su amigo tanto anhelaba y consultó a especialistas de todo el mundo hasta dar con ella. Con esa acción, además de la faceta solidaria que ya conocíamos gracias a Jolie-Pitt Foundation, que realiza actividades humanitarias alrededor del mundo, sabemos que es una persona generosa.