Ubicado en pleno barrio de Chueca, El Huerto de Lucas es un mercado de comida orgánica de más de 450 metros cuadrados dedicados al cuidado de la salud y el medio ambiente a través de la alimentación.

Una panadería, una charcutería, un puesto de frutas y verduras, una carnicería-pollería, un puesto de germinados y zumos, otro de cafés y tés y hasta una heladería se reúnen en este renovador espacio. Una plaza de abastos tradicional en la que todos los puestos han sido cuidadosamente seleccionados y en los que solo se venderán productos 100% orgánicos de la más alta calidad.

Se suma a esta oferta un “puesto de temporada” que, según la época del año, estará ocupado por productos como algas, setas o castañas, y una “tienda de producto seco” con cereales, productos envasados, conservas y bodega. También hay un hueco reservado para los  mercadillos pop-up y una biblioteca family friendly.

El espacio incorpora una cantina orgánica a cargo del chef Javier Muñoz-Calero, quien anuncia una “cocina honesta con ingredientes de mercado, una carta de platos sencillos elaborados con productos ecológicos y con cocciones bajas y rápidas” que se podrán disfrutar en el propio mercado o en su versión take away.

A través del diseño bio-saludable y la construcción libre de tóxicos, el estudio More&Co ha concebido un lugar único en España. Desde su génesis, el nacimiento del proyecto arquitectónico y la elección de los materiales constructivos, El Huerto de Lucas está diseñado para potenciar el bienestar y para cuidar el cuerpo a través de la alimentación; una isla de naturaleza y salud en medio de la gran ciudad.

“La primera medicina es el alimento”

Asimismo, a través de una programación de vanguardia el espacio supondrá una plataforma de promoción de una nueva cultura medioambiental en forma de exposiciones, charlas o talleres.