Manoletinos es una marca de moda española basada en  la experiencia de más de 40 años en el sector del calzado. Fue presentada a los medios de comunicación el pasado mes de mayo.

Su sello distintivo es la creación del  primer ‘Manoletino‘: un zapato de hombre que recuerda al calzado que popularizó el torero Manolete y que dio nombre a las famosas manoletinas de mujer

Sus fundadores son Ana Martínez Serrano y Javier Camacho Barrientos. Como decía Steve Jobs, en su famoso discurso en la Universidad de Standford: “Es imposible unir los puntos mirando al futuro, pero es muy fácil hacerlo mirando hacia atrás”.

Para explicar el nacimiento de Manoletinos podríamos remontarnos al año 1973, en el que Martín Martínez Ibáñez fundaba MARTINELLI. Si no hubiera sido por él, su nieta, Ana Martínez, no hubiera conocido desde tan pequeña los entresijos de la industria del calzado y probablemente 40 años después no hubiera decidido lanzar su propia marca de moda.

La pasión y los conocimientos que su abuelo le transfirió fueron importantes, pero no decisivos. Desde muy joven Ana sabía que terminaría diseñando para su propia marca, pero sentía que todavía no estaba preparada, que debía acumular muchos más conocimientos, influencias y experiencias para así poder definir su propio estilo y crear la marca de confección artesanal de sus sueños. Su fascinación por las líneas y la organización pronto le llevó a estudiar la carrera de arquitectura y embarcarse en importantes proyectos dentro y fuera de España. 

En 2013 Ana conoció a Javier Camacho Barrientos, licenciado en periodismo, profesional de la comunicación y apasionado por la moda, el cine y la publicidad. Además de participar en diversos proyectos relacionados con el séptimo arte, Javier había fundado su propia compañía de comunicación, pero sentía que planificar estrategias para otras empresas no le satisfacía lo suficiente.

Cuando ambos se conocieron lo vieron claro. Decidieron emprender un nuevo camino juntos y lanzar una marca de moda en la que el cine y la arquitectura tendrían un lugar muy especial. 

La colección de mujer realizada enteramente en rafia de forma artesanal y sorprendentemente cómodos, presenta  una versión actual del mocasín y una variedad bicolor de manoletinas en tonos originales muy fáciles de combinar.

Desde hace unos meses, estos zapatos pueden adquirirse en la web de la firma, donde se puede realizar en exclusiva la compra de la primera colección artesanal de mujer y hombre primavera verano 2014.