El color llega con Wiko de la mano de su nuevo smartphone, Bloom. Este dispositivo móvil permite seguir las tendencias al máximo, ya que está disponible en siete vivos colores: negro, blanco, coral, azul turquesa, fucsia, violeta y amarillo flúor. Además, su pantalla IPS de 4,7 pulgadas y resolución WVGA (480×800 píxeles) ofrece una reproducción de 15 millones de colores para disfrutar de vídeos, fotos, navegación web o cualquier otro contenido multimedia.

Es un smartphone juvenil y divertido pensado para aquellos que no quieran renunciar a la magia del color en su teléfono. Pero no es sólo diseño, su funcionalidad es tan llamativa como sus colores y su procesador de cuatro núcleos a 1,3 GHz optimiza el consumo de batería ofreciendo un altísimo rendimiento a un precio altamente competitivo.

La definición del color está presente también en sus dos cámaras de fotos. Una trasera, de 5MPx con sensor para detectar las sonrisas de los amantes de las ‘smartphotos’, que cuenta, además, con funciones como la de Cámara mágica, reconocimiento facial, HDR shoot y zoom digital 4x. Está cámara permite asimismo grabar vídeo Full HD a 1080p. Bloom cuenta además con una segunda cámara, ésta frontal, de 2.0 megapíxeles, perfecta para  realizar selfies.

Para maximizar su usabilidad además admite dos tarjetas SIM, lo que permite dar soporte a dos líneas telefónicas a la vez. Incorpora además el sistema operativo más actual, Android 4.4. Kit Kat, cuenta con 1GB de memoria RAM y dispone de una memoria interna de 4GB ampliables hasta 32GB mediante micro SD.

Permite la más alta conectividad gracias a sus conexiones WiFi, GPS y Bluetooth 4.0. Por todo ello ofrece un diseño y prestaciones con una relación calidad-precio imbatible en el mercado, Bloom estará disponible a partir del 28 de mayo por 129 euros.