La higiene dental también puede ser lujosa. Theodent 300 está considerada la pasta de dientes más cara del mundo, pero también existe un cepillo con precios desorbitados.

Reinast ha creado el cepillo de dientes más caro de la historia, que cuesta 4.367 dólares, que al cambio serían aproximadamente 3.200 euros.

El producto, fabricado en Alemania, está hecho de titanio sólido y sigue los  estándares de calidad y está disponible en varios colores, titanio, champán, rosa y negro mate.

Estos cepillos cuentan, además, con cabezales reemplazables, que cada seis meses llegan al domicilio del cliente de manera gratuita, y un revestimiento antibacterial.

El cepillo más caro del mundo lo comercializa James-Edition.com. Eso sí, si quieres tener un sonrisa de ensueño, no te olvides de comprar la pasta más cara. Todo sea por tener unos dientes blancos.